lunes, 18 de junio de 2012




El poeta se refiere al mar que le sorprendió en plena noche, hasta

hacerlo suyo, como un clamor telúrico que le convocaba con su

misterio y que acabó mostrándosele como una revelación. Desde

entonces, ha sido en ese misterio convulso donde se ha buscado a sí mismo,

y de esa revelación primordial ha nutrido su vida moral y sentimental. En

sus poemas nos confirma que el mar ha dado un sentido a su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada